miércoles, 20 de septiembre de 2017

HIGIENE EGOERA 1855eko ARRASATEN (2tik bigarrena)

Zarugalde kalea, eskuinaldean, Kondeko Zubitik
Ikusi dugu aurreko batean Arrasaten 1855ean eman zen higiene-azterketa zorrotza udalaren aldetik. Garaiko udal erabakien artean deigarriena izan daiteke gure eguneko ikuspegitik,zaila egiten baitzaigu irudikatzea herriko etxeen itxura tamalgarria, batez ere komunei zegokiena. Ondoko lerroetan azalduko dut, 1855eko azaroaren 23an, higiene batzordeak aurkezturiko txostenaren bigarren zatia. Kalez dago azalduta:

Zarugalde.  La casa nº 185 de D. Vicente de Arregui tiene el asiento común en esqueleto con vista desde la calle y para evitar los muchos olores y un aspecto repugnante es preciso que se intime a su dueño que lo cierre o baje con la proporción conveniente.
En el mismo estado se encuentra un común en el callejón que divide las casas con nº 176 y 177, propia la primera de Dª Ignacia Madinabeitia, vecina de Vergara, y de Dª Manuela de Oyanguren la segunda, y para evitar los inconvenientes que ofrece esto es preciso que la pared que cierra dicho callejón se levante hasta la altura suficiente a impedir la vista de aquel común desde la calle.

Las casas del mismo barrio números  186, 187, 188, 189, 190, 191, 192 y 193, propia de D. Alejandro López la primera y habitada por Valerio Ibarzabal; de la  Capellanía que posee D. Vicente de Oquendo la segunda y tercera; de las religiosas del Convento de la Concepción y habitada por Tiburcio Apellaniz la cuarta; de D. Martin de Leibar, habitada por Pedro Gordoa la quinta; de D. Manuel Elorza, habitada por Francisco de Apellaniz la sexta; de Francisco Guruceta, habitada por Juan de Aranguren la sétima; y de D. Juan José Unzueta, habitada por Ignacio Barrenechea la octava; tienen sus asientos comunes con las peores condiciones sanitarias que puedan imaginarse. En esqueleto, a la vista de la cerca de las casas de la calle Ferrerías y del paseo público por la parte del Norte de Santa Bárbara, caen sobre el río, de cuyas aguas se sirven para muchos usos los vecinos particulares del barrio de Olarte.

Estando las paredes de algunas de ellas en desnivel, quedan adheridas a ellas las inmundicias, presentando un aspecto repugnantísimo y cuando en las estaciones de verano disminuye el agua del río, lo que en adelante sucederá naturalmente con mayor frecuencia con motivo de la nueva fábrica de harinas que se erige en Arrasate, quedan depositadas en la parte del albero seco del río todas las materias e inmundicias que se expelen de los comunes, siendo un foco perenne de insalubridad. 

Por tanto es de muy apremiante y notoria necesidad que se obligue a los dueños a retirar los comunes dentro de sus respectivas casas, y a que por medio de zarpeos o blanqueo hagan desaparecer los vestigios de las inmundicias adheridas a las paredes. 

La casa nº 195 de la misma manzana, perteneciente a dicho D. Juan José Unzueta tiene también en esqueleto su común, pero no se halla en iguales condiciones, porque cae sobre terreno de su propiedad, y bastará obligarle a que lo cierre o baje hasta la proximidad del suelo.

Calle del Medio. Aunque no en tanto grado, se
Erdiko Kalea
halla también en mala condición los comunes de las casas números 60, 57, 55, 62 y 52, propias la primera de D. Juan Pedro de Viguri; de D. Martin Zabala, la segunda; de D. Luis Umendia la tercera; de D. Antonio María Zabala la cuarta y administrada por Domingo Abarrategui la quinta. Todas estas tienen sus comunes en esqueleto con vistas a la calle Ferrerías y es de necesidad, para disminuir las emanaciones perjudiciales, que se cierren o bajen hasta la proximidad de la barbacana pública, en la forma que lo están otros de la misma zona.

También presentan un aspecto sucio las partes zagueras de las casas números 35 y 36 de esta calle, propias la primera de los herederos de D. Domingo Viteri[1] y de D. José Andrés Marcaide la segunda; y convendría invitar a sus dueños a que las reformaran en la parte necesaria.

Cerca del horno de la Leona.(2)  La Junta con mucha previsión tiene ordenado antes de ahora que se cierren los comunes que caen sobre esta cerca, que es una calle o paseo público, pero la comisión ha observado que han vuelto a abrirse algunos y que varias de las casas tienen a la misma cerca los vertederos de aguas sucias, hasta el extremo de haber formado con capas de helechos estercoleros contenidos por piedras. Esto es un abuso y usurpación que no se puede tolerar en perjuicio de la salud pública y entiende la comisión que deben renovarse los acuerdos anteriores que hay sobre el particular obligando a los dueños a que retiren sus comunes dentro de las casas y recojan las aguas sucias, y castigar a los que han infringido las disposiciones de la Junta.

Opina así mismo la Comisión que hay necesidad de que desaparezcan los escombros y receptáculos de basura que hay en aquellos sitios, sin lo que no será fácil conservarlos en buen estado, lo que se conseguiría con poco coste, allanando algún tanto el terreno con desnivel hacia las casas y cuidando de que siempre esté corriente el caño de las inmediaciones de la casa de D. José María Garro, por donde tienen su salida las aguas llovedizas.

Últimamente la Comisión se aventura a proponer a Vds. que poniéndose (en lo que fuese necesario) de acuerdo con el N. Ayuntamiento, se blanqueen las partes zagueras de las expresadas casas de Zarugalde, calle del Medio, Ferrerías y también las de Gazteluondo, tanto para que desaparezcan los vestigios que en las paredes han dejado los comunes, como por que dan una idea poco ventajosa de la cultura del pueblo, prescindiendo de que según las reglas más sabidas de higiene, el uso de la cal y la limpieza precaven o atenúan los desastrosos efectos de toda epidemia, como la que recientemente nos ha afligido[3]

Es cuanto la Comisión debe informar a Vds. para que adopten a su vista la resolución que les dicten sus superiores luces.
Mondragón a 23 de noviembre de 1855.

Después de haberse enterado esta Junta lo adoptó por decreto y para la ejecución se nombró una comisión compuesta por los Señores Presidentes D. Juan Pedro Gorosabel, Don Juan Francisco Aspiazu, D. José María Garro, D. Juan Pedro Viguri, D. Julian Echaguibel, D. Manuel Arana y D. Victor Madinabeitia, que distribuirán el trabajo entre sí como mejor les parezca”




(1) Domingo Viteriren oinordekoa Pedro bere semea  zen, arrasatear mezenas handia izango genuena.
(2) Aurreko artikuluan ikusi dugunez Sansonen labea Olarte kalean zegoen.
(3) Kolera izan zen Euskal Herrian 1855ean, eta Arrasate ere gertatu zen kaltetuta.
 
Argazkiak: JMVM (Santi Altuna eta Karmele Gabilondoren margo lanak)

LEHEN ZATIA

 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

HIGIENE EGOERA 1855eko ARRASATEN (2tik lehena)


Olarte kalearen atzealdea, erreka aldekoa

Hemeretzigarren mendean gure hiri eta herrietako higiene-egoera nekez uler genezake oraingo parametroetan. Nahiz eta oraindik ere, zenbait gizarte jarrera deitoragarri direla-eta, batzuetan oinarrizko zibilizaziotik urruti gaudela dirudien, egia da oso zaila egiten dela behar bezala neurtzea duela ehun eta berrogeita hamar urteko baldintzak, herriko bazter publiko eta pribatuen garbitasuneko arloan.


Ideia bat egin dezagun, 1855eko Arrasateko udal ebazpen baten akta irakurri besterik ez dugu egin behar. Irakurketa soila nahikoa da zein nolakoa genuen herriko zenbait txokoren itxura, eta ez bakarrik inguru txiroenetan. Aberatsek ere bekatu larriak zituzten, ikusiko dugun bezala. Honako hauxe da udal Osasun Batzordearen abenduaren 3ko bileran adierazitakoa:

“A continuación se dio lectura de un descargo de los Licenciados D. Juan Pedro Gorosabel y D. Juan Francisco Azpiazu en jurisprudencia y D. Jose Vicente Vidasola en medicina, que se nombró en los acuerdos del 18 de setiembre y tres de noviembre cuyo tenor es como sigue:
“La comisión nombrada por Vds. en su decreto del 18 de setiembre último reproducido en otro de 3 del actual para informar acerca del estado en que se encuentran algunas localidades de esta Villa por lo respectivo a salud pública, las ha reconocido con detención, siendo el resultado de sus investigaciones el siguiente:
Calle de Iturriotz. En la plazuela que llaman del Conde de Villafranca hay dos boquetes que se abrieron sin duda para extraer las inmundicias de la barbacana contigua (1)  y no habiéndose cerrado cual convenía, sobrepresentan un aspecto repugnante a la vista del público, se exhalan por aquellas aberturas malos olores y miasmas pútridos, que pueden infeccionar la atmósfera y causar graves daños a la salud pública. Y lo que opina la comisión es que es urgente se cierren dichos boquetes por quien los ha abierto o por quien corresponda. La misma plazuela se halla obstruida con montones de morteros y otros materiales que deben recogerse, si se ha de impedir que se ensucien los muchachos y otras personas como sucede ahora.

Cercas llamadas también de Cerca Osteta. Con las mismas malas condiciones que los de los boquetes expresados antes, se encuentra otro en el asiento común de la casa de D. José María Resusta, en sitio muy concurrido los días de mercado y también es preciso cerrarlo por igual motivo.

Olarte. La casa nº 175 propia de Pedro Ugarte y habitada por Juldain tiene su asiento común al descubierto o en esqueleto y es de absoluta necesidad que el dueño haga levantar la pared derruida que cae al callejón que conduce al río, pudiendo abrir una puerta para extraer las inmundicias que se depositan allí.

La casa que sin numerar todavía se halla en construcción en la misma calle, propia de los herederos del finado Juan Tomás Bedia, tiene principios de sacar los comunes al río y convendrá que para evitar los abusos que se han observado hasta ahora y evitadas en parte, se haga saber a la representación de dicho Sr. Bedia que no se le permitirá sacarlos fuera de la casa como al parecer han intentado.

Entre la misma y el horno llamado de Sansón existe un solar perteneciente a la testamentaria del finado D. Vicente de Berrosteguieta, obstruido de escombros y materiales en igual forma que la plazuela antes citada del Conde de Villafranca y deben adoptarse respecto de él las medidas indicadas" 

Argazkia: JMVM (Gloria Martinezen margo lana)




(1) Ertaroko hitza da. Harresietan izan ohi zen barne aldeko horma. 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

ANDRA MARI, 1895ean

Kofradiaren baxera, 1979an
Luze idatzi dut txoko honetan Aramaioko Ibabeko Kofradiari buruz. Behean ditu irakurleak erreferentzia gehiago. Gaur beste istoio batekin nator, Miguel Madinabeitia izan zenaren eskutik. 1895eko irailaren 11an sinatua, “Carta de Aramayona” titulupean honela bidali zion “P.P.de Elizachu” izenarekin sinatzen zuenak “El Noticiario Bilbaíno” egunkariaren zuzendariari. Miguel Madinabeitia al zegoen izen haren atzean. Posible litzateke. Baina goazen idazkira, eta goza dezagun Ibabeko Andra Marin izandako jaiaren deskribapenarekin.

“Gratamente impresionado por la patriarcal fiesta que he presenciado en este pintoresco valle, tengo un especial placer en enviarle una breve reseña de ella para que se digne publicarla en su popular periódico.

La festividad del nacimiento de la Virgen María, tan celebrada en muchos pueblos, se viene conmemorando secularmente aquí, con toda solemnidad, en su famosa ermita de Andra María, situada al pie de los montes que bajan de las asperezas de Amboto, y en una pequeña campa, rodeada de arbolado, a la que se sube
Ibabeko Andra Marira igotzen
desde Ibarra por una rústica escalinata de piedra. Está la ermita cara al sol, en un delicioso paisaje, y tiene para comodidad de los visitantes amplio portegal cubierto, y sobre él una sala para los cofrades.

Dista de la calle, o sea de Ibarra, centro de este valle, muy pocos pasos, así es que no hay romería más cómoda que ésta para no molestarse. Sin embargo, nunca faltan a ella los demás aramayoneses de Aréjola, Ullíbarri, Barajuen, Azcoaga, Uncella, Echagüen y Gánzaga, y vienen así mismo desde más lejos algunos vecinos de Olaeta, Aspe, Arrázola, Garagarza, Santa Agueda y Mondragón, y hasta algunos de Elorrio. Este año ha sido muy grande el concurso, viéndose concurridísima la función religiosa y la de festejos, bucólica y baile. Desde que lució la aurora sonaron alegres las campanas de Andra María, y el estampido de los cohetes de la calle, no interrumpiéndose por un solo momento el hilo de los concurrentes desde Goyencalle arriba que, vestidos de fiesta, acudían en grupos al
Goikoerrotatik Ibabera
santuario.


A las diez se celebró la misa mayor, oficiando don Angel P. Ormaechea con don Vicente Irasuegui y don Clemente Aristi y asistiendo todas las autoridades y un inmenso gentío. El panegírico estuvo a cargo del estudioso señor cura de Aréjola don Silvestre de Bengoa, que tiene según ha demostrado en diversas ocasiones, especiales aptitudes para el púlpito y que, por encargo de los cofrades, nos predicó este día un hermoso sermón en elogio de la Virgen María, tan lleno de sentimiento y de sencillas y elocuentes frases, que conmovió al auditorio, complaciendo sobremanera a los oyentes, por lo que recibió muchas enhorabuenas.


Kofradeen arteko bazkaria, 1979an

Terminada la función a las doce, pasaron los 50 cofrades y hasta otros 80 invitados al salón preparado para la comida, en cuyas dos principales mesas estuvieron en una el cabildo y la orquesta, presididos por el respetable y muy estimado señor cura párroco D. Bernabé de Cortazar, y en la otra el ayuntamiento y señores Capelastegui, médico; Boneta, farmacéutico, y otros convidados, bajo la presidencia del señor alcalde presidente del ayuntamiento D. Francisco de Aguirrececeaga, que es en esta comarca la persona que por su carácter y excelentes condiciones y servicios en pro de la paz y de los intereses del valle merece las simpatías y consideración de cuantos le conocen.
Tanto este señor como el párroco obsequiaron a los comensales con exquisitos cigarros. Durante los postres y el café brindaron algunos señores por la prosperidad de Aramayona y en recuerdo de las venerables instituciones vascongadas, distinguiéndose los señores D. Benigno de Pozo y D. Isidro de Garay. La comida fue admirablemente preparada y servida por el acreditado fondista D. Ildefonso de Imaz"

Idazten duena Miguel Madinabeitia izan zela diodanean ez nabil itsu-itsuan, izan ere historialaria Kofradiako kidea izan zen XIX.go 70-80 urteetan, lehen bere aita izan zen bealatsu. Areago, 1874an kofradeen arteko bazkarian egon zen Andra Marin, eguneko aktan ikus daitekeenez. Eta 1875eko apuntean, Madinabeitiaren izenaren ondoan, hauxe irakur daiteke: "Secretario del Ayuntamiento de Eibar" Beraz,barrundik ezagutzen zuen elkartearen nondik norakoa. Segi dezagun, bada, aurrera idazkiarekin:

"A las tres de la tarde los comensales asistieron a las vísperas, procesión, letanía y en fin al responso solemne por los cofrades difuntos, y terminados estos actos religiosos, entretuvo el tiempo el numeroso concurso bailando al son del tamboril los tradicionales aurrescus del país, en medio de la mayor animación y alegría. Por cierto, en los aurrescus dos muchachos se movieron de maravilla como guizones. Eran los niños de diez años Juanito de Arana e Ignacio de Arrillaga, hijo del sabio ingeniero D. Francisco de Paula, Director que ha sido hasta hace poco del Instituto geográfico y estadístico, y el cual con su querida familia pasa aquí en paz descansada y felizmente larga temporada todos los veranos en la bonita casa que posee.

Al sonar el toque de oraciones, la música
Andra Mariko baseliza
cesó en la campas de Andra María, en la que a pesar de la gran concurrencia no hubo el más ligero disgusto ni altercado, sino completa armonía, como es propio de la sencilla y pacífica gente que puebla estas montañas.

En las alturas y revueltas de los caminos que conducen a las aldeas o anteiglesias y a los caseríos resonaban en la serena noche los alegres ¡ujujus! de la gente joven, que iba hacia sus hogares, complacidos por haber pasado un día tan agradable y dispuestos a comenzar el trabajo en cuanto de nuevo apuntase el sol"

Orain arteko idaztankera, behintzat, arrasatear eskribauarena da. Bere idazkietan islatu zuen moduan, Madinabeitia sarritan hurbiltzen zen bere aurrekoen jaioterriraino. Areago, batzuetan zalantzarekin utzi nau: bizi izan al zen inoiz Miguel - ume zela- Aramaion? Ondoko lerroetako deskribapena Aramaio bihotzean zeraman pertsona bati dagokio, zalantzarik gabe.

Aramaioko Bainu Etxea, XIX.aren amaieran
¡Lástima grande es que este lindísimo valle de Aramayona, el más pintoresco, el más retirado, el más pacífico y el más económico de las provincias vascongadas, no tenga la suerte de que siga abierto su Establecimiento de aguas sulfurosas, tan eficaces, tan acreditadas, tan abundantes y tan necesarias para los enfermos! Con esas aguas que figuran en primera línea entre las sulfurosas; con un balneario de primer orden, en el que nada falta en los adelantos hidroterápicos, en el confort y en la comodidad; con unos paseos, unas cercanías y unas excursiones que nada tienen que envidiar a los de Suiza; con unos alimentos puros, frescos y escogidos, con aguas cristalinas de todas clases, con leche abundante y baratísima, con un vecindario servicial, afectuoso y complaciente hasta no más.

Parece mentira que Aramayona no sea uno de los centros más animados de la estación de verano. ¿Dependerá esto de la crisis económica que toda España sufre y que retrae a las gentes de muchos establecimientos y playas? Seguramente. De esperar es, pues, que cuando mejore la situación pecuniaria general vuelva este valle a recobrar su renombre y su vida, y logre asegurarla para siempre, y atraer hacia él algunos nuevos recursos y elementos de riqueza, que bien lo merecen Aramayona por sus excepcionales atractivos y los aramayoneses por sus excelentes prendas y condiciones”


Urte hartan ere irailaren 8an, igandea, ospatu zen jaia. Eguneko kronika irakurri ondoren “P.P.Elizachu” haren ezkutuan aramaioar jatorriko Miguel Madinabeitia zegoelakoan nago, okertzeko beldur handirik gabe. 

Argazkiak: JMVM

GEHIAGO IBABEKO ANDRA MARIRI BURUZ