miércoles, 16 de mayo de 2018

MONTERRONGO KONDEAK. FEUDALISMOAREN ISPILUA



Erdi Aroko sistema politiko, ekonomiko eta soziala izan zen feudalismoa, IX-XV. mendeen artean iraun zuena, haren ondorioak eta eragina askoz luzeagoak izan baziren ere. Ia-ia gure egunetaraino heldu dira, kasta horren garroak zenbait gizarte motatan erroak ongi sustraituta izan baitzituzten, askotan herritarren euren utzikeriak lagunduta. Arrasaten izan genituen “gure” kondeak, eta historiako arasetara joz gero ez dira gutxi haien estilo feudaleko adibideak.

Horietako bat, txikia izan arren argigarria dugu, San Kristobal baserri ermita inguruan emandakoa da. Dakusagun istorioa. Juan Francisco Azpiazu Arrasateko eskribauaren aurrean, San Kristobal baserriaren gaineko salerosketa eman zen 1851ean. Honela jaso zuen 1896an, Tiburtzio Zatarain parrokoak, Arrasateko Ospitalearen izenean burututako txosten batean:

Manuel Mª Aranguren
“D. Vicente Marcelino López de Berrosteguieta vendió el 4 de junio de 1851 la casería de “San Cristóbal” y sus pertenecidos sitios y bien notorios en la villa de Mondragón al Excmo. Sr. Conde de Monterrón, D. Manuel María de Aranguren, vecino de la misma villa.

Declara dicho vendedor que la finca que se vendía se hallaba libre de toda carga y gravamen y la vende con la obligación de pagarle 10 fanegas de trigo anualmente, que es la renta que hoy le dan dicha casería y sus pertenecidos…

Aparece en el contrato de compraventa, 8º It, lo siguiente: “Declaro que soy dueño de la casería de “San Cristóbal” con sus pertenecidos, comprada por mi señora madre Dª María Josefa Báñez de Mendiola, según consta en escritura de venta otorgada por los Sres. Alcaldes y demás individuos del Ayuntamiento, de 1811, ante D. José Mª Echaguibel y Orbe… En cuyo supuesto ordeno y mando que las 10 fanegas de trigo que actualmente produce la referida casería se entreguen por mis señores testamentarios a la referida Casa de Misericordia de esta villa, pero si en algún tiempo se pusiese algún obstáculo por parte del Gobierno en orden al cumplimiento de este pío legado y pretendiera apropiarse de la expresada casería y heredades, quiero y es voluntad que mis testamentarios distribuyan su importe entre los pobres más necesitados de esta villa, según les dictare su prudencia”
 
Tiburtzio Zatarain parrokoak segitu zuen, 1896ko maiatzaren 7ko bere idazkian zehazten zein nolako egoeratan zegoen testamentuaren araberako prozesua eta ospitalearekiko konpromisoa.

“El Sr. Párroco manifiesta que, visto lo poco dispuesta que se halla la Srª Condesa Viuda de Monterrón a satisfacer las cargas que contra ella tiene la casería de “San Cristóbal” y no habiéndose dicha Srª dignado contestar a la carta en que el Sr. Párroco le daba explicaciones conducentes a su derecho, se veía en la necesidad de ejercitar su acción ante los Tribunales de Justicia, lo que tenía el honor de poner en conocimiento de la Junta”

Monterron jauregia, XX.ean
Monterrongo kondeak uko egin zion modu naturalean ordaintzeari eta urtetan epaitegiaren bidez behartu behar izan zuten, “San Kristobal” erostean bereganatutako hamar anega ordain zezan. Hamabost urte geroago, ordea, Asunción Maldonado kondesa alarguntsaren eskutitza jaso zuen Jose Joakin Arin orduko parrokoak. Bertan Arrasateko Ospitaleari eskatzen zion Monterrongoak hamar anega garitako eskubidea frogatzea. Kondesak zioenez, prest egon zitekeen garia “limosna” bezala ordaintzeko, baina Ospitaleko Batzordeak ez zuen formula hori onartzen. Ondorioz, 1912ko urte hartan Arinek zenbait lege gizonekin aztertu zuen gaia, eskubidearen gaineko kobrantza ziurtatzeko. Eta 1913an Bergarako Hipoteketako Errolda Modernoan inskribatu ahal izan zen eskubidea, Monterron Kondearen kontra.

Hala ere, herriko Udalaren eta Monterrongo
San Kristobal, hondarretan
titularraren arteko auzia ez zen amaitu eta Iban Aranguren Maldonado hurrengo kondearekin ez ezik, haren ondoren izandako guztiekin jarraitu zuen auziak pil-pilean. Mende erdi bat geroago, 1964an, Udalak ezintzat eman zuen Ospitalearen aldeko eskubidea dirutan gauzatzea … eta abandonatu egin zuen gaia. Azkenik, gizarte zibilak pairatzen ditu sistema politiko zaharkituaren ondorioak. Monterrongo kondeak eta beren eragina 1983an desagertuko ziren betiko Arrasatetik. Hori hurrengo batean ikusiko dugu.

Argazkiak: JMVM





 

miércoles, 9 de mayo de 2018

ARAMAIOKO NESKAK DERRIGORTUTA DANTZARA. 1839

Gregorio Piquero Argüelles
Aramaioko alkatea zesatua izan zen 1839ko urrian. Arrazoia? Datu ofizialei dagokienez, ez dakigu zer gertatu zen. 1833-39 bitarteko udal akten liburua desagertu bide da eta ezin da jakin nola kudeatu zen herriko bizimodua lehen karlistadako urterik gogorrenetan. 1839ko urrian irekitzen den liburuan irakurtzen denez, aurreneko saioa alkatea kentzeko izan zen. 

Urte hartako urriaren 17an bildu zen udal korporazioa Simon Etxebarria  Elorriagaren lehendakaritzapean.  Simon Etxebarria berrogei urteko uribarritarra zen eta berarekin batera udaletxean Julián Domingo Etxebarria, Gerbasio Ruiz de Mazmela, Domingo Urdingio, Martin Azkarate, Frantzisko Ormaetxea zinegotziak zeuden. Egun hartakoa da ondoko apuntea, lehena liburu berrian: 

“Se leyó un oficio del Sr. D. Gregorio Piquero Argüelles, General Comandante General de esta N. Provincia, fecha once días donde manda que en virtud de las facultades que tiene de la Reina Ntra. Sra. cesa al Sr. Alcalde en su empleo y que en su lugar nombra a D. Julián Domingo de Echevarria…” 

Diodan bezala, ez da hain erabaki gogorraren gaineko arrazoirik ematen. Baina garaiko prentsak bai ekarri zuen Aramaion gertatutakoa eta horixe da gaurko honen ardatza. Madrileko “El Correo Nacional” egunkariak honela zekarren 1839ko urriaren 22an, Gasteiztik bidalitako kronikak:

“Seguimos en nuestra paz octaviana, como si tal guerra hubiera habido jamás, sin que haya ocurrido más novedad que la de Aramayona, de que no sé si habrán oído hablar. Fue el caso que un sujeto de aquel pueblo que parece ha sido muy perseguido por liberal y ha sufrido muchas pérdidas en su fortuna por la misma causa, se reunión con otros de la misma opinión y tuvieron una cena para solemnizar a su modo los últimos sucesos; al final y algo acaloradas sus cabezas, entonaron himnos patrióticos y salieron a la calle gritando “Viva Isabel II, muera Carlos V” Y a continuación de aclamación en aclamación, y de muera en muera, llegaron a nombrar personas. El pueblo, cuyas opiniones son, según se dice, marcadamente carlistas, recibió a los gritadores con el disgusto consiguiente, y el
Alkatea kentzen dute
alcalde que era el mismo en tiempo de Verástegui (1), hizo prender al corifeo de la comparsa y formó causa, dando parte a la diputación.
 


Hasta aquí todo iba bien, porque no es justo que nadie, por más que haya sufrido, ni por más patriota que sea, tenga derecho para armar bullangas ni para resucitar cosas que deben olvidarse, y meternos otra vez en el mismo atolladero de donde hemos salido felizmente: pero los muchachos del pueblo que han estado en facción parece se incomodaron, y a la noche siguiente apedrearon la casa del preso y hubo gritos de muera y viva en sentido contrario a los anteriores. No sé si todo lo que se ha dicho será cierto: ello es que inmediatamente que aquí se supo, marchó un oficial con un destacamento a instruir la sumaria y al otro dÍa fue el comandante general con una columnita y regresó ayer, habiendo dejado allí una compañía.

El alcalde fue depuesto y la causa sigue sin que se sepa lo que hasta ahora arroja. Aunque afortunadamente no hay hasta hoy temor fundado de que se altere la tranquilidad. Es necesario, si la paz ha de consolidarse, que se obre con mucha prudencia e imparcialidad, pero con energía y rigor siempre que el caso exija” 

Ikuspuntu sasi-politikoa eskaini ondoren, kronika egileak Aramaion gertatutakoaren gaineko deskribapen moral lotsagarria ematen digu. Neska ezkongeak behartu egin zituzten “giri”-en tropetako ofizialen dantza apeta asetzearren. Dantza eta  etor litekeena, jakina. Gerrako bahitutzat har genitzake egun neska haiek, soldaduen eskuetara eramanda. Kronikaren amaierak giro nahasi eta arbuiagarriaren islapen hutsa da. 

“La columna fue muy bien recibida en Aramayona y a la noche obsequiaron a los oficiales con un baile en el Ayuntamiento. Como las muchachas del pueblo no quisieron acudir, fue preciso hacer una verdadera requisición. Y vieran Vds. allí a los alguaciles y demás miembros de justicia, bastón y farol en mano, ir de casa en casa recogiendo las mozas, como se hace con los bagages cuando hay un gran pedido. En esta casa hay tres solteras… pues las tres al baile… Señor, que está la madre mala… No hay remedio: ¡al baile! Así se reunió una colección de 30 ó 40 aramayonesas, algunas bastante guapas y la gente se divirtió. Por supuesto que las mismas que mostraban tanta repugnancia, luego que se aficionaron, les costó a las mamás un trabajo ímprobo para llevarlas a casa” 

Eta nola segitu zuen udal bizitzak Aramaion? Begira, alkatea kendu eta bi egunetara, urriak 19an, korporazioak ezagututako gaia: 

“Se dio cuenta por el señor alcalde de que es este Valle había dejado el Excmo. Sr. Comandante General de esta provincia en el viaje que tuvo desde la Ciudad de Vitoria, una compañía del Batallón de Guía de esta misma Provincia y que para su manutención, aunque había algunas fanegas de trigo para unos días, era preciso que se dispusiera con el suministro de carne. Enterados dichos señores, se acordó que por barriadas se echase un reparto de dicho artículo, …

… Se leyó un memorial relativo a los cien ducados de multa que ha exigido el Sr. Comandante General de la Provincia D. Gregorio Piquero Argüelles, a resulta de las inesperadas ocurrencias de los días doce y trece en esta población, solicitando se les
Piquero komandante jeneralaren sinadura
exima de esta multa o en su defecto se les compense los trabajos que han hecho con motivo de la guerra. Enterados dichos señores resolvieron que por el señor alcalde se practiquen las debidas diligencias con el fin de conseguir la exención.. y en caso de que no lo consiga se les expida una libranza de los cien ducados contra la tesorería del valle”
 


Garbi dago: jipoituta, bahituta, neskak bortxatuta… eta gainera erreskatea ordaindu behar. Gerrak.

(1)    Balendin Berastegi, Arabako karlisten buruzagietako bat izan zen 1833tik, eta 1837an Aramaion eduki zuen gerra egoitza.

Argazkiak: JMVM 

  

miércoles, 2 de mayo de 2018

ARRASATEKO SOCIEDAD SPORT TXIRRINDULARI ELKARTEA


Jose Azkoaga, 1969an

Txirrindularitzarako afizioa izan da Arrasaten. Hogeigarren mendean oso lasterketa interesgarriak eratzen ziren – entzutetsua genuen San Juan jaietako bigarren egunekoa- eta horren ondorioz ere zenbait txirrindulari on eskaini ditu herriak. Arrasateko txirrindularitza antolatuari buruz aurkitu dudan lehen aipamen dokumentatua 1910ekoa da eta datu horrekin esan daiteke oso goiztiarrak izan zirela herrian norgehiagoketak antolatzen, izan ere badirudi estatuko lasterketarik zaharrena Kataluniako Volta dela, 1911tik korritzen dena. Aipatu dudan lehen albistea, 1910eko ekainaren 23an aurkitu nuen, "El Heraldo Alavés" egunkarian, eta Langile Katolikoen Zentroak antolatutako norgehiagoketa bati zegokion. Hona hemen dioena:  

“Las carreras ciclistas fueron presenciadas por todo el pueblo. Don Juan Cruz Arámburu, que obtuvo el primer premio después de haber sufrido una pequeña avería en su máquina, hizo el recorrido de diez kilómetros en 14 minutos y a su llegada fue muy ovacionado y agasajado por sus amigos. Los tres siguientes premios fueron ganados por los señores Bonifacio Yñurrigarro, Patricio Osinaga y Miguel San Pedro. 

Beraz, baditugu, behintzat, pionero haien izen batzuk. Urtebete geroago,  1911ko ekainaren 22an, Gasteizko Heraldo Alavés egunkarian irakur daitekeenez,"Sociedad Sport" sortu zen Arrasaten, zenbait txirrindu zaleren ekimenez. Horien artean Jose Azkoaga zegoen, Unión Cerrajeraren sortzaileetarikoen senitartea. Berau izan zen elkarte berriaren lehen presidentea. Tartean bazebilen beste ucemtar bat,txirrindu gainean lasterketak irabazten ari: Jose Añibarro polifazetikoa, enpresa berdineko idazkari izatera helduko zena. UCEMeko eskuak eragin al zion kirol talde haren abiatzeari? Erantzuna inoiz ezagutuko ote dugun berdin diolarik, honatx aipatu egunkariaren kronikan irakurtzen dena: 

“El próximo sábado se celebrará una gran carrera ciclista organizada por la Sociedad Sport de Mondragón, regida por los reglamentos de la “Unión Velocipédica Española” Lista de premios en la carrera Mondragón-Malzaga-Mondragón (40 kilómetros): 1º Reloj de pulsera, comprado y garantizado por la joyería Trust- precio de 35 pesetas 2º 15 pesetas. 3º 10 pesetas. 4º 5 pesetas. Sólo los socios de la Unión Velocipédica Española podrán cobrar metálico; los demás optarán por un objeto de idéntico valor” 

Ekainaren 27an, asteartea, aipatu lasterketaren berri ematen zen, kronika aberats batean: 

“En la anunciada carrera tomaron parte 13 corredores de Vitoria, Zumárraga, Vergara, Placencia y Mondragón. Se hizo el recorrido de Mondragón-Málzaga-Mondragón, 42 kilómetros, en buena carretera a pesar del mucho tiempo que sin cesar había estado cayendo agua hasta media hora antes de la carrera. Antes de llegar a Vergara se retiran 3 corredores, uno por pinchazo en el peneum, otro por salírsele la cadena y el tercero porque sus robustas piernas que él pensó de férreos músculos resultaron de liviano; el caso es que el pelotón compuesto de 10 va pegando cada embalaje, capaz de reventar a cualquier mortal que no estuviera entrenado como los valientes muchachos que núcleo componían. 

Los jurados admirablemente situados en sus puestos y puntos de peligro avisaban con banderolas los virajes. En cabeza van Joaquín Arregui y Leibar, los dos de la Sociedad Sport de Mondragón, y por más señas rubios y muy buenos muchachos. Pasando Vergara se ponen en cabeza los hermanos Aranzadi de Zumárraga, que sobre todo el mayor es un corredor temible, no en vano está zurradísimo en muchas carreras que en San Sebastián ha tomado parte. Tras Málzaga se produce una titánica lucha entre José Mora y Aranzadi mayor por el primer puesto, pero..

Ya están en la entrada de la meta, que se halla cegada de numeroso gentío que ansioso espera conocer el resultado de la carrera. Mora inicia el demarrage, pero al no conocer
Arrasateko txirrindulariak, 1910-11an (1)
la meta piensa haber llegado, pero se le cuela Arámburu del Centro Católico de Mondragón, y Mora al ver que el otro arrea hace un supremo esfuerzo, pero ya es tarde. Arámburu llega en medio de entusiastas aclamaciones el primero a la meta por una ventaja sobre José Mora de catorce milímetros, clasificándose los corredores de la siguiente forma:
 

1º Arámburu, del Centro Católico de Obreros de Mondragón, sobre bicicleta Alcyon, en una hora treinta y cinco minutos.
2º José Mora, de Unión Sportiva Alavesa, sobre bicicleta Alcyon, en una hora treinta y cinco minutos y medio segundo.

3º Agustín Maidagán, del Católico de Obreros de Mondragón, sobre bicicleta Alcyon, en una hora treinta y cinco minutos y dos segundos.

4º Toribio Aranzadi, de la Sociedad Sport de Zumárraga, sobre bicicleta Peugeot, en una hora treinta y siete minutos; 5º Joaquín Arregui, sobre bicicleta Alcyon, de la Sociedad Sport de Mondragón, en una hora treinta y ocho minutos; 6º Leibar, de la Sociedad Sport de Mondragón, sobre bicicleta Alcyon, en una hora treinta y nueve minutos; 7º Guillermo Castroviejo de Unión Sportiva Alavesa, sobre Peugeot, en una hora cuarenta minutos. 

En el capítulo de felicitaciones, primero a la Sociedad Sport y a los mondragoneses por la brillante carrera organizada, en la cual ha puesto su grandísima voluntad y desinterés el dignísimo presidente José de Azcoaga. Después a los corredores Arámburu de Mondragón y Mora de Vitoria: estuvieron sencillamente colosales, sobre todo Arámburu. Aplaudo muy entusiasta su manera de resistir embalajes y su modestia. Los demás corredores muy bien, sobre todo Leibar y Arregui que a pesar de haberse caído y llevar el tren 14 kilómetros, entraron muy frescos y bien clasificados a la meta. Correspondió a Arámburu reloj de pulsera y cartera; a José Mora 15 pesetas; a Maidagán 10 pesetas; a Aranzadi, 5 pesetas” 

Hori gutxi bailitzan, eta behin lasterketak antolatzera sartuz gero hobe zutela
ahaleginean jarraitzea pentsatuz, biharamunean beste norgehiagoketa bat antolatu zuten arrasatearrek, bigarren horretan lau txirrindulari bakarrik aritu zirelarik. Horietako bat Leibar arrasatearra izan zen. Hamabi kilometrotako lasterketa izan zen, eta euriak eta haizeak gogor astindu zituen txirrindulariak. Lauek elkarrekin egin bide zuten bide osoa eta azkenik Gipuzkoako txapelduna zen Morales gertatu zen garaile, bigarrena Jose Mora eta hirugarrena Leibar, txalo zaparrada handia jaso zuena. 

Arrasatearrak erakusten ari ziren bazirela nor euskal txirrindularitxa munduan eta gonbidatuak izan ziren urte hartako Gasteizko jaietara, bertan beste froga bat eratu baitzen, Arrasaten herriko jaietan izandakoaren antzera. Abuztuaren 10eko “Heraldo Alavés”aren kronikak datu gehigarri batzuk eskaintzen dizkigu Arrasaten sortutako afizio haren gain: 

“Mondragón mandó una lucida y fuerte representación del ciclismo. Vino el digno presidente de la Sociedad Sport don José Azcoaga. Con él vinieron el terrible ciclista campeón de Mondragón en fondo y velocidad, Añíbarro; el primero que llegó en la carrera vasco navarra de Mondragón, Arámburu; Maidagán, que tanto quehacer dio a Mora en la misma carrera con su estoica manera de resistir embalages y lo bien unido que fue a Arámburu, en aquella memorable prueba; y los routiers de segunda categoría hermanos Uranga, Eizaguirre, Amozarrain, Iribecampos, Echevarria, Azcárate, Arregui… excelentes ciclistas todos, que se presentaron en un tiempo increíble con sus trece bicicletas marca “Alcyon”, la cual es representante mi amigo Arámburu en Mondragón” 

Hortxe agertu zaizkigu euren afizioa txirrindularitza egin zuten arrasatear batzuen izenak. Aitzindariak izan genituen.

(1)Txirrindulariak. Boni Iñurrigarro, Agustin Maidagan, Juan Kruz Aranburu, XX, XX, Leibar.

Argazkiak: Luis Maidagan, JMVM 

miércoles, 25 de abril de 2018

ITSASOAN ITOTAKO ARAMAIOARRA. 1921

Julian Arana Zabala
Gutxien espero duzun tokian egon daiteke albistea: kazetaritzaren urrezko araua. Eta beste behin gertatu zitzaidan niri, Aramaioko Ibabeko Andra Mari Kofradiaren liburu zaharretan barrena ari nintzela. Ez du albisteak bere biziko garrantzia historikoki begiratuta baina bitxia iruditu zait, jasota den tokian dagoelako eta, nahi barik, Aramaioko sendi baten berri eskaintzen duelako. Eta askotan gertatzen den moduan, albistearen haritik tiraka istorio berriak ateratzen dira. Ikus dezagun: 

Kofradiaren barruan ematen ziren denetariko apunteak jasotzen dira, 1799tik ezagutzen ditugun liburuetan. Kofradia askoz lehenagokoa da – XVI.ean sortu zela esan daiteke- eta auskalo zein nolako istorioak egongo ziren gordeta iritsi ez zaizkigun idazkietan. Aipatzen ari naizen apuntea 1921eko urtarrilaren 21ekoa da eta Kofradiaren Batzar Nagusian adierazitakoa jasotzen du, Hain zuzen ere, Julian Arana kofradearen hileta elizkizunak ospatu ziren batzarraren aurretik. Liburuan irakurtzen dugu: 

“… Julián de Arana y Zabala, natural y vecino de este pueblo de Ibarra de Aramayona. Falleció habiendo desaparecido juntamente con otros doscientos catorce pasajeros y tripulantes en el naufragio del vapor “Santa Isabel” de la Compañía Transatlántica española, ocurrido de una a dos de la mañana del día dos de este mismo mes (domingo) por haber chocado con un bajo (roca) existente a la altura de la isla Sálvora. Habiendo salido del puerto de Bilbao el día treinta de diciembre próximo pasado, se dirigía en compañía de su hija Dña. Benedicta de Arana y Billar a visitar a sus hijos y hermanos residentes en la Estancia de San Francisco, de Vázquez y en Tandil respectivamente, en la provincia de Buenos Aires en la República Argentina (América del Sur)

Benedita Arana Villar
De los sesenta supervivientes o salvados del naufragio una es la mencionada Dña. Benedicta de Arana y Billar que, como testigo presencial, refiere lo ocurrido según lo sabe ella, pues se salvó en unión de otros treinta en uno de los botes lanzados al agua poco antes de hundirse el buque en el fondo del mar, el cual bote después de una lucha de dos horas con las olas del mar, arribó a la expresada isla de Sálvora y de ésta al pueblo de Santa Eugenia de Riveira, provincia de Coruña (Galicia) desde donde se trasladó a su pueblo natal de Ibarra de Aramayona, donde sigue residiendo en su casa número 24 de la calle Nardeaga”

Hondamendiaren osteko lehen albisteen arabera, salbatutako 56 lagunen izenen artean -27 tripulaziokoak eta 29 bidaiari- Benedita Aranaz agertzen da. Goian irakurri ahal izan den dokumentua idatzita dagoen moduan, esango nuke transkripzio zuzena dela, istripuko tokian agintariek erredaktatutako atestatu-txostenetik. Ulergaitz gertatzen zait, bestalde, Beneditaren bigarren abizena aramaioar jator batek “B”z idaztea, kanpoko funtzionario batek egingo zuela pentsatzera berresten nauena. Eta zehazkizunen zorroztasuna? Ez dut Benedita alaba ikusten, kofradeen bilera batean halako azalpen joria ematen ari. 

Julian Arana, eserita;
 Benedita, Felix eta Simon seme
alabekin, Aramaion Ameriketarako itsasontzia hartu aitzin,

Julian Arana Zabala Aramaion jaio zen, 1864an. Eta Eskoriatzako Mazmelako Evarista Villarekin ezkondu zen 1886an. Maria, Simon, Faustino, Benedita eta Felix seme alabak izan zituzten. Julian Aramaioko EAJn zegoen afiliatua. Zer gertatu zen 1921eko egun hartan? Garaiko kronikek diotenez, Arosako ibaiaren ahoan izan zen istripua, Salvora uhartetik ehun bat metrotara. Salvorako biztanleak aurki agertu ziren bidaiariei laguntzera eta, diotenez, 25, 16 eta 14 urtetako hiru emakume izan ziren laguntza lanetan gehien nabarmendu zirenak. Berrogeita hamasei pertsona atera ahal izan zituzten bizirik. Alfontso XIII erregeak errekonozimenduzko titulua eman zion herriari eta emakumeek merituzko domina bana jaso zuten.

Santa Isabel itsasontzia eta Salvorako itsasertza
Istripuan 213 lagun hil ziren. Ezin izan zituzten guztien gorpuak erreskatatu eta bertako udal kanposantu zahar bat berrireki behar izan zen hildakoei lur emateko. Baina bada istorio beltz bat ere gertaera horren inguruan: zurrumurru bat arin korritu zen inguruetan, Salvorako herritarrak “Santa Isabel”eko bidaiarien ekipajeekin geratu zirela zioena.

Julián Arana Zabala ez zen etxera itzuli. Eta ez da jakiterik bere gorpua agertu ote zen edota Salvorako hilerrian ehortzi zuten. Dakiguna da, berriz, 1921eko urtarrilaren 2an, igandea, Ibabeko Andra Mariren Kofradiak kofrade bat galdu zuela.

Benedita bai, etxera itzuli zen, albiste txarra ematera. Une hartan hogeita bi urte zituen (1898an jaio zen, Aramaion) Benedita, handik urteetara, Ulgorren sorzatileetariko baten ama izan zen: Javier Ortubai Arana.


 Argazkiak: Julian, Benedita eta sendiarena, Arana Sendia; wikipedia