miércoles, 1 de febrero de 2017

ARRASATE INDUSTRIALA, XX. eko LEHEN HERENEAN. IKUSPEGI BAT


“Pueblos del Pais Vasco” aldizkari bat izan zen, Bartzelonan publikatzen zena. Ezer gutxi dakigu hartaz.  Eta daukadan alean ere, ez jartzeagatik ez du ezta data ere zehazten.

Baina XX.aren lehen hereneko erdialdean argitaratua dela esan daiteke, aipatzen dituen kolaboratzaileen izenengatik: Jose Aristimuño “Aitzol”, Luis Alava, Ramon Azkue, Serapio Mendarte, Peli Larrañaga, Estepan Urkiaga “Lauaxeta”, J.Azurmendi, eta Jose Markiegi. Horietako lauk – Lauaxeta, Aitzol, Larrañaga eta Markiegi- ez zuten laugarren hamarkada ezagutu, 1936-37 tartean fusilatu baitzituzten frankistek. 

Aldizkariak “Mondragón” izenburuko  artikulu bat argitaratu zuen. “A. del Dueso”  ezezagun batek izenpetua, baieztapen batzuk egiten ditu, denboraren perspektibatik aztertzekotan gaurkotasun puntutxoa eduki lezaketenak. Gordin samarrak irudi daitezke.  

Pili Garmendia
Pili Garmendiarentzako eskaintza batekin hasten zen idazkia.

“Hemos vivido unos días en Arrasate, Mondragón. Es una villa demasiado industrial, donde gozamos de la amistad de muchos amigos: Gregorio Yarza, Juanito Azcárate, Santos Sologaistoa… 

Si la vida vale algo es gracias a sus amistades: he ahí, pues, que Mondragón ha de sernos un pueblo entrañable ¡Nos son tan del corazón todos estos amigos! Y sin embargo, de Mondragón tenemos una impresión deplorable. Esto nos vemos obligados a explicarlo. 

La villa que nos ocupa tiene en su seno la industria más importante de todo Guipuzcoa, lo que debería llenarnos de halago. El mundo de nuestros minutos  – y a minutos hemos reducido la vida merced al vértigo que le hemos impreso- es eso, industria; y si eso es, Mondragón debería presentarse con la ufanía del vencedor, máxime cuando su producción industrial clásica la constituyen las cerrajas"

Laurogei urte luze eman dira, gutxi gora behera,aurreko eta ondoko lerroak idatzi zirenetik. Bizitza ziklikoa dela diotenek azpimarratuko lituzkete artikuluko baieztapenak, XX.aren bigarren erdialdean Arrasateko industria azpiegiturarekin -eta gizarte bizitzarekin- gertatutakoa ikusita. Baina segi dezagun “Pueblos del Pais Vasco”-k zioena irakurtzen:

"Esto es, que Mondragón, situado industrialmente, podía echarle un candado a su posición y ¡váyalo Vd. a soltar! ¡Los amos, los amos! … Ya lo son. En el imperio del billete, del duro, de oro; donde la moneda lo es todo, ya han sabido los industriales de la Cerrajera ser “amos” Los casos son patentes. Ellos absorben la industrialización de la cerrajería; y si por si acaso, en Tolosa, en Bilbao o en Elorrio, hay un industrial que inventa una cerradura nueva, llamada a revolucionar por sus perfecciones el mercado, saldrá la Cerrajera, poniéndole vetos y una de dos: se aviene el inventor a venderles la patente o no hay manera de imponerla en el mercado. 

¿Feudalismo industrial? No señores; villanías del dinero y villanías que aplaudimos. ¿No corremos tras, por el dinero? Pues bien, los que han  sabido “colocarse” en el marco de su imperio gozan de sus ventajas. Lo cierto es que, en orden a cerrajas, no hay más que una dirección: Mondragón. Y acaso sus filiales de Elorrio (Vizcaya) Hay, además, mil otras industrias, todas ellas metalúrgicas. Esto a nosotros nos importa poco. Si el mundo actual se hincha como un pavo de jardín ante los grandes edificios industriales, pueden en Mondragón llegar a la explosión” 

Guztiak bezala, ikuspegi pertsonalak dira. Subjetiboak.

Argazkiak. JMVM




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada