miércoles, 19 de abril de 2017

FAXISTAK ARAMAION, 1937an

Erreketeak, 1937an
Hilabete batzuetan eutsi ahal izan zioten faxisten bultzadari baina 1937ko apirilean amore eman behar izan zuten aramaixoarrek eta tropa frankistak herrira sartu ziren, oraintxe laurogei urte. Une haietan erregimeneko prentsak egoerari nolako tratamendua ematen zion ikus dezakegu ondoko lerroetan.

La Voz de España egunkari donostiarra aukeratu dut zenbait lagin aurkezteko. Horrela, 1937ko apirilaren 22an, lehen orrialdeko albistea zekarren ondokoa, Jazinto Aizpurua kazetariak sinatua:

“Nuestras fuerzas se han limitado hoy a consolidar las posiciones ganadas ayer al enemigo. He aprovechado la calma para visitar el valle de Aramayona, cuyo Ayuntamiento comprende un vecindario de 2.500 habitantes. Este valle fue reconquistado ayer por nuestras tropas, como ya anuncié en mi crónica anterior. El parte oficial no dio esta noticia. Obsérvese el hecho porque tiene su significación: mientras para el elemento civil en general las noticias oficiales de la ofensiva sobre Vizcaya resultan grises si no consiguen la ocupación de algún pueblo, para el mando militar la importancia está precisamente en eso que a las gentes se les antoja poco interesante en las cotas. Y así se silencia el parte, como sin concederle relieve alguno, la ocupación del valle de Aramayona, donde está Ibarra, un pueblecito crecido con su magnífica Casa Consistorial, su hermosa parroquia y sus hileras de casas de vecindad.

Hasta ayer, aquí en Ibarra estaban los rojos. Lo estuvieron desde el mismo 18 de Julio. En aquellos primeros días cogieron prisionero al secretario y a otras personas de orden, alguna de las cuales asesinaron en Bilbao cuando aquel vandálico asalto a las cárceles. Posteriormente han detenido a más gente y se la han llevado consigo. Circulaba hoy entre el vecindario el rumor aún no confirmado de que tres de los presos últimamente cogidos por los presos habían aparecido colgados sus cadáveres en sendos árboles.

Este pueblo de Ibarra, ni sus caseríos, apenas han sufrido, aparte de eso, los horrores de la guerra. Pero la revolución deja siempre sus huellas inconfundibles allí por donde pasa. Una fábrica de hilaturas quedó paralizada en cuanto los rojos sentaron su dominio en el pueblo. Por esta vez no destrozaron la maquinaria, pero robaron cuanto había, tiraron y rompieron los libros 
y todo está en completo desorden.

Hay en el pueblo una ermita y una iglesia. En la ermita los rojos dejaron gráfica expresión de ese respeto a las conciencias de que tanto cacarean, pintando un letrero con una orden cuya vulneración resultaba en extremo peligrosa: “Se prohíbe la entrada” En la iglesia parroquial, a pesar de que los separatistas se dicen católicos, hay imágenes tiroteadas y otras descabezadas. Los cepillos donde se recogen las limosnas los dejaron los rojos en el suelo, después de descerrajarlos y llevarse la calderilla que contenían.
Había en el pueblo un cura joven. El párroco, un señor anciano, murió unos días antes del movimiento. Este joven sacerdote tuvo que huir. Un día los rojos dieron fuego a un coche, por el afán de destruir. Allí están los restos, al lado de una casa que tiene señales inequívocas de que el siniestro empezó a propagarse en ella. Según nos dicen, varios vecinos trataron de impedirlo, arrojando cubos de agua. El sacerdote quiso ayudarles y se le acercaron unos milicianos: “¿Vd. qué hace aquí?”

Repuso el sacerdote que ayudaba a apagar el fuego. Le dijeron que quedaba detenido. Entonces él pidió permiso para ponerse ropa de paisano. Accedieron los milicianos, no de muy buena gana, y quedaron guardando el portal. El sacerdote no volvió a bajar. Cuando los milicianos, extrañados de su tardanza, subieron al piso, se encontraron con que su víctima había huido por la huerta. Así salvó su vida el único sacerdote que había en Ibarra. 

En Ibarra, donde hemos visto hoy pegados en
San Ignazio Tertzioko erreketeak
la fachada del Ayuntamiento, unos carteles de propaganda electoral del separatismo vasco que dicen textualmente: “Ayudarnos. Solo así venceremos a la revolución” He aquí en un afiche, que el tiempo ha respetado, toda la historia del separatismo vasco. Pedía apoyo a los católicos para vencer a la revolución y a los pocos meses formaba gobierno con ella.
Por cierto, que en el Ayuntamiento hemos contemplado hoy, no sin cierta emoción, el cuarto donde estuvo preso el cura Santa Cruz y el balcón por donde se descolgó para huir de sus carceleros. El riachuelo al que saltó sigue corriendo por allí como si el tiempo no pasase para él. En realidad, el pueblo tiene hoy ambiente de antaño. Por entre riscos, de los montes que ayer conquistaron con su sangre generosa, bajan centenares de Requetés, con las mismas boinas rojas de entonces, cantando aquellas mismas canciones:
“Cálzame las alpargatas/ dáme la boina/ dáme el fusil/ que voy a matar más rojos/ que flores tiene/ Mayo y Abril…”

Las muchachitas acogen con simpatía los requiebros de esta juventud guerrera.

Conversamos con unos requetés del tercio de San Ignacio y nos hablan de su actuación de ayer. Refieren todo con sencillez, como si no le dieran importancia a su heroísmo, como si no tuviesen relieves de gesta, eso de escalar a pecho descubierto, por entre el fuego mortífero de un enemigo parapetado excelentemente en las alturas, montes gigantes, donde los rojos pueden darse el gusto de no desperdiciar balazos, hasta que viéndose rodeados huyen de la muerte que sembraron”

Literatura faxistak bere estilo berezia uzten zuen, matxinatuek Aramaion aurkitu zutenaren gaineko deskribapenean. Normala. Bestalde, goian aipatutako abadea, milizianoetatik ihes egin zuena, Andres Agirre izan zen, adineko aramaixoarrek hamaika istorio kontatzen dutelarik abentura hartaz.

martes, 11 de abril de 2017

CASIMIRO EGAÑA, ARRASATEKO SENATOREA



Pedro Egaña Díaz del Carpio
Idatzi nuen lehengo batean Pedro Egaña Díaz del Carpio euskal senatoreari buruz, Aramaio herriarekin zuen lotura aipatuz. Oraingo idazki honetan, espainiar ministro izatera heldu zen haren eta Arrasateren arteko harremanaz ihardun nahi dut. Eta konkretuki, bide emango diot istorioari Casimiro Egaña Okendo pertsonaia azalduz. Horretarako, nola ez!, Miguel Madinabeitia historialariaren idazki batera joko dut, hain zuzen 1885eko martxoaren 13ko datarekin “El Noticiero Bilbaíno”ra bidali zuena. Bertan publikatu zen, 3423 zenbakian. Irakur diezaiogun: 

“Los periódicos han dado cuenta del fallecimiento de uno de los más preclaros hijos de este pueblo, como lo era el Sr. D. Casimiro de Egaña y Oquendo, conde de Egaña y senador del reino por esta provincia en la anterior legislatura. No voy a escribir su necrología, porque no puedo ni tengo a mano en este momento  los datos necesarios; pero no puedo tampoco dejar de dedicarle dos renglones como único y último tributo al cariño que en vida merecí del finado. 

Casimiro Egañaren jaiotetxea
Era D. Casimiro de Egaña hijo del magistrado D. Andrés, hermano del ilustre retirado de Cestona (1) y su madre, Doña Abdona de Oquendo procedía de la antigua y noble familia de los Mercado y Oquendo de Mondragón, cuya casa solariega y armas es la señalada con el número 16 en el Arrabal de Abajo de esta villa, donde pasaba largas temporadas en la época más feliz de su vida: en la niñez” 

Andres Egaña Diaz del Carpio Gasteizen jaio zen eta Arrasatera ezkondu zen, 1832an aurreneko aldiz Crescencia Gorosabelekin eta 1840an Abdona Okendo Zabaletarekin. Abdona, bere aldetik, Vicente Okendoren arreba zen, Miguel Madinabeitiaren lagun handia eta kronika hauetan sarri azaldu zaiguna.
Espainia eta Indietako Sailaren Idazkaria izan zen Andrés Egaña Madrilen eta Iruñeko Lurralde-audientziaren magistratua.  Andres eta Abdonak Casimiro semea (1841-08-07) eta Maria alaba (1850-12-03) izan zituzten, biak Arrasaten jaioak. Casimiro herriko eliza nagusian bataiatu zuten eta aitapontekoa osaba Pedro Egaña izan zuen, zeremonian Vicente Okendo umearen amaren aldeko osabak ordezkatu bazuen ere.Segi dezagun Madinabeitiarekin: 

Si para D. Casimiro de Egaña no había mayor timbre de gloria que el ser mondragonés, también su pueblo nativo procuraba corresponder dignamente a tan esclarecido hijo; pues allá, cuando el sol de los fueros vivificaba nuestra existencia, le enviaba a representarle en sus juntas generales. Así que asistió por esta villa a Villafranca el año 1865, a Azcoitia en 1866, a Oñate en 1867 y a Zumaya en 1868. 

Pradillaren margoa, Senatuan
Yo no puedo olvidar la deuda de gratitud que con el finado contraje… A principios de 1868 me proporcionó la ocasión de admirar su profundo talento y de apreciar su elegante pluma… Después, cuando la asamblea de secretarios (2) me abraza en su suntuoso hotel de la Ronda de Recoletos; me enseña la magnífica biblioteca del senado y el cuadro de Pradilla, y me facilita una tribuna frente al banco azul, donde veo a Sagasta, Romero Girón y Martínez Campos, en la sesión de 19 de mayo de 1883” 

Casimiro Egaña  Bergarako Erret Mintegian hasi zen ikasten bederatzi urterekin. Eta 1858-1864 bitartean Madrileko Zuzenbide Fakultatean aritu zen, zuzenbide zibilean eta kanonikoan lizentziatuz. Donostiako Concepción Aranzaberekin ezkondu zen 1873an. 

Oñatiko Literatura Unibertsitatean aritu zen lanean 1869tik. Bertako Zuzenbidea Fakultatearen dekano eta barne errektorea
izendatu zuten 1870 urtean. Egaña Zuzenbide zibil, arrunt eta foraleko katedraduna zen; baita politiko eta administratibokoa ere.

Oso entzutetsua egin zen 1870-71 ikasturtearen hasierako Casimiro Egañaren hitzaldia. Mercado de Zuazola Oñatiko Unibertsitatearen sortzaileari buruz eta, oro har, Unibertsitatearen gaineko historiaz zerbait jakin nahi duenak iturri ederra dauka Egañaren diskurtsoa.

Casimiro Egaña, senatore
Casimiro Egaña Konde Pontifizioa izendatu zuen Pio X. Aita Santuak,1877ko irailaren 4an, eliza katolikoaren aldeko haren lana saritzearren. Egañako Kondea titulua eraman zuen, beraz, data hartatik. Gipuzkoako lurraldetik hiru aldiz hautatu zuten Madrileko Senaturako, 1881 eta 1884 bitartean.
Bere zeregin politikoan okupatuta 1884an gaixotu egin zen eta 1885eko martxoaren 9an hil zen. Hona hemen,  Senatuko lehendakariari Egañaren berri iritsarazi zitzaion dokumentua: 

Habiendo fallecido la noche del 9 del actual, víctima de la penosa enfermedad que venía padeciendo desde algunos meses, mi querido amigo y compañero, el digno Sr. Conde de Egaña, Senador electo por la Provincia de Guipúzcoa, cumplo el triste deber de ponerlo en conocimiento de V.E, para los efectos oportunos.
Heriotzaren berri
Dios guarde a V.E muchos años. Madrid 19 de Marzo de 1885. Martín Garmendia” (3) 

Antonio Arzac idazleak zenduaren deskribapena egin zuen “Euskal Erria” aldizkariaren 1885eko lehen seihilekoan:


“El día 9 del corriente mes falleció en Madrid, á los 44 años de  edad, el Senador por esta provincia Sr. D. Casimiro de Egaña y Oquendo, Conde de Egaña. Natural de Mondragon, procedía de dos  nobles familias de este país, pues su padre D. Andrés era hermano del ilustre patricio bascongado y eminente hombre público, que hoy  vive retirado en Cestona; y su madre pertenecía al distinguido linaje  de los Mercado y Oquendo, de la antigua Arrasate. Cuando el sol de los fueros vivificaba nuestra existencia, representó varias veces á Mondragón en las inolvidables Juntas de Guipúzcoa; y posteriormente ha ocupado los escaños senatoriales en representación de la misma provincia. En todos los cargos que se le han conferido, ha demostrado su claro talento, su gran actividad, y sobre todo, su ardiente amor al país.

Lamentable es que se haya cortado en flor una existencia, destinada tal vez á continuar los servicios que una noble Casa, genuinamente bascongada y española, ha prestado al país en el pasado y en el  presente siglo.  ¡Que Dios le haya acogido en su seno!” (4)


(1)  Pedro Egaña Diaz del Carpio Zestoara erretiratu eta bertan hil zen.

(2)  Madinabeitia Gipuzkoako udal idazkarien ordezkaritza eraman zuen Madrilera.

(3)  Casimiro Egañarekin batera 1884an Gipuzkoan hautatutako senatorea da Martin Garmendia.
(4) Goian aipatutako 1885eko martxoaren 13ko Madinabeitiaren artikulua irakurri zuen Arzacek, bistan da, datuak ez ezik estiloa ere kopiatu ziolarik.











miércoles, 5 de abril de 2017

HEZIKETA ESKAINTZA, ARRASATEN XIX eta XXean (2tik lehena)

Aritu izan naiz lehenago, Arrasatera iritsitako kongregazio erlijiosoen ikastetxeei buruz. Gaurkoan gaiarekin jarraitu nahi dut eta ezagutarazi nahi dut kongregazio berri baten nondik norakoa. 


GURE ANDREAREN JASOKUNDEKO DAMAK / DAMAS DE LA ASUNCION DE NUESTRA SEÑORA

Maria Bartolome, sortzailea
Maria Bartolomé Errazuk sortu zuen Burgosen, 1927ko abuztuaren 27an kongregazio hau, gazteriaren kristau hezkuntza bultzatzeko. Sortze prozesu hartan Bartolomék Jose Ignazio Aranburu jesuitaren laguntza izan zuen. Eta badirudi Konpainiarekiko harremanak estuak izan zirela. Behintzat, “Assumpta” aldizkarian maiz ikusten dira jesuiten esku hartze literarioak.


Arrasate Pasealekuko ikastetxea
Eta Jasokundeko kideak XXko hirugarren hamarkadaren hasieran agertu ziren herrira, hain zuzen Jose Joakin Arin erretorearen bitartez. Burgosetik zetozen, kongregazioa artean Erromak ofizialki ezagutu gabe zela, eta lehenik pare bat urtez Abade Etxean bizi izan ziren, Arrasate Pasealekura igaro aurretik. Erromako ofizialtasuna jaso bitartean, mojei “andereño” esaten zitzaien. “Jose Luis Iñarra. Gure parrokua”  liburuan idatzi nuen:

“Etorkizunari begira gazteriaren formazioan zer egin handia zuela konbentzituta, herriko moja eta fraileekiko harremanak estutu zituen erretoreak.

Irakaslegoa, XX.eko berrogeietan
Jasokundeko mojak ordurako Arrasate Pasealekuan zuten kokatua euren ikastetxea eta fundatzailea bera zen ikastetxeko nagusia, Maria Bartolome izenekoa. Erretoreak maiz bisitatzen zuen ikastetxea, neskatilekin ikasgeletan esertzen zelarik, emakume erlijioso haren berba egiteko modua atsegin zuen eta. Jasokundeko kongregazioa 1948ko urriaren 26an ofizializatu zuen Erromak eta harrez geroztik “Jasokundeko damak” izatera pasatu ziren ordurarteko
“andereñoak”

Ikasle talde bat, 1947an
Ikastetxean batxilergoa ikasten zen, modu ez errekonozituan burutua, azterketak Gasteizko Institutuan egin baitziren, hirurogeiak ondo sartuak arte. Batxilerraz gain, musikako karrera ere egin zitekeen, magisteritza eta kultura orokor graduatua. Ikastaro bereziak izan ohi ziren, besteak beste, mekanografia, takigrafia eta kontabilitatea. Ikasleen asistentzia erregimenari zegokionez, bazen barnetegia eta jangela, bertan bazkaltzera geratzen zirenentzat.

Berriki irakurri ahal izan dudanez, XX. mendearen bukaeran (1991) bederatzi mojak osatzen zuten kongregazioa. Beraz, pentsatzekoa da, egun desagertua egotea. Urte hartan bertan igaro zen ikastetxearen titularitatea, kongregaziotik San Viator ikastolara.

Ikasle ohi batzuk
Jasokundeko Damen ikastetxea (bada garaia esateko, “labezomorro”en ikastetxea) oso ikastetxe dotore eta, 1930-65 tartean, oso heziketa zabal, jori eta – esango nuke- baliotsua eskaini zuena izan zen. Badakigu lehia izan zela mesedeetako eta asuncionista mojen artean. Batzuetan nahiko lehia hertsia, horrek adierazten zuen guztiarekin: kleroaren bitartekotza balizko istiluak ekiditeko, udal aurrekontu murritzetarako nahi aseezina eta abar.

Argazkiak: Pilar Arzamendi

ARRASATEKO IKASTETXEEI BURUZ, GEHIAGO